A día de hoy todos sabemos que es imprescindible tener una página web, pero ¿por qué? Principalmente porque nuestros clientes y potenciales clientes tienen información de nuestra empresa las 24 horas del día sin limitaciones geográficas, porque es el escaparate más importante donde mostrar nuestros productos y servicios y porque tener presencia web potenciará la imagen de nuestra empresa.

Pero ¿cuánto tengo que pagar por una página web? Todo depende de lo que necesites.

Puedes pedirle presupuesto a un aficionado y que la haga por 300€ (el resultado será también de aficionado) o puedes pedírselo a una empresa y que te pida 2000€ (y esto para una para una página básica es desorbitado). Lo que sería adecuado para una web básica es entorno a los 900€, aunque esto dependerá de las funcionalidades que se quieran incluir o la complejidad de la página. Al final el precio se resumirá en el número de horas que tanto el técnico web como el diseñador gráfico tengan que dedicar.

Como ves he diferenciado a dos personas: el técnico y el diseñador, y es que es difícil que un programador tenga amplios conocimientos de diseño o que un diseñador tenga grandes conocimientos de programación, mejor si en nuestra página están implicadas estas dos personas.

Pero sobre todo, hay que tener en cuenta que una página web refleja la imagen y el buen hacer de nuestra empresa así para que el resultado sea un éxito nuestro “socio web”, y digo “socio” porque debe actuar como tal y no vernos solamente como un cliente, debe comprender la filosofía de nuestra empresa para que pueda asesorarnos tanto en nuestra presencia web como en toda la imagen corporativa de la empresa.